10 Verdades Acerca de los Dones

  1. Los dones son para los cristianos: Es necesario haber recibido el regalo de la salvación, antes de poder operar bajo los dones que tienen como fin glorificar a Dios, edificar el Cuerpo de Cristo, salvar a los perdidos y, atender las necesidades humanas.
  2. Los dones se reciben para beneficio del Cuerpo y para la obra de Cristo en el mundo: No hay don que sea más importante que otro.  No se reciben los dones para ser grandes estrellas, sino para ser mejores servidores.
    • Efesios 4:12 – “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,”
  3. Nunca deben separarse los dones del amor: Cuando Pablo habla acerca de los dones, en medio de la conversación, dio énfasis al amor.
    • 1 Corintios 13:1-3 – “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.  Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.”
  4. Los dones no deben confundirse con la espiritualidad: Algunas personas tienden a medir la espiritualidad a base de los dones.
  5. Los dones generalmente armonizan con inclinaciones y habilidades naturales: Los dones no son talentos naturales, pero a menudo nacen de una inclinación natural.
  6. Los dones se desarrollan y fortalecen con el ejercicio: Debemos continuar usando los dones para que se desarrollen.
    • 2 Timoteo 1:5-7 –“ trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.”
  7. No somos dueños de los dones: Los dones pertenecen al cuerpo, no son mis dones.
    • 1 Corintios 12:7-8 –“Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.  Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; “
  8. El uso de cada don debe ser confirmado por el cuerpo de Cristo: No hay un verdadero funcionamiento continuo de un don a menos que sea confirmado por los creyentes.  Por eso es necesario que nos animemos y nos reafirmemos unos a otros.
    • Efesios 4:16 – “de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.”
  9. El ejercicio personal de un don surge de una combinación de anhelo, oración y necesidad: Dios comienza individualmente a mostrarnos una misión en particular o un llamado único.  La forma que se puede saber es preguntándonos:
    • ¿Cuáles son los anhelos que Dios ha puesto en mi corazón?
    • ¿En que pienso cuando oro?
    • ¿Qué necesidad me ha mostrado el Espíritu Santo?
  10. Solo unos pocos se dan durante la reunión de la iglesia: La mayoría de ellos ocurren en nuestro servicio diario al Señor o en nuestra comunión con el cuerpo fuera del culto de adoración, en el ministerio al mundo.
    • San Lucas 17:11-19 – “Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.  Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.”

Libro: La Vida en el Espíritu “nos acerca a Dios, nos envía al mundo”
Autor: George O. Wood
Capítulo 6: Los Dones del Espíritu
Biblia Versión Reina Valera 1960

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.