¿Cómo Gobierna el Reino de Dios?

 

¿Qué es el gobierno?

El gobierno trata acerca del orden, influencia, administración, distribución, protección, mantenimiento, responsabilidad y productividad. El gobierno fue establecido primero por orden y mandato de Dios a Adan e incorpora la necesidad de orden trabajo, supervisión, guarda y protección.

¿Qué es un Reino?

El reino es la influencia de gobierno de un rey sobre su territorio, impactándolo con su voluntad, propósito e intención personal, produciendo una cultura, valores, moral y estilo de vida que refleja los deseos y la naturaleza del rey ante sus ciudadanos.

En términos prácticos, un reino puede definirse como el gobierno soberano de un rey sobre un territorio (dominio), impactándolo con su voluntad, propósito e intención. El Reino de Dios significa la voluntad de Dios ejecutada, la jurisdicción de Dios, la influencia del Cielo, la administración de Dios y el impacto y la influencia de Dios.

El concepto del Reno se originó en la mente de Dios y fue el sistema de gobierno original diseñado para la Tierra. El hombre fue creado para gobernar y regir, y por lo tanto, es parte de su naturaleza buscar algún mecanismo de autoridad que traiga orden a su mundo privado y social.

La estructura de gobierno fue el resultado de un deseo de traer orden al caos y productividad al vacío. Así lo expresa Génesis 1:2-3: “La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas. Y dijo Dios: ¡Que exista la luz! Y la luz llegó a existir.”

Aquí vemos el impacto de un gobierno divino, invisible sobrenatural que era necesario por causa del caos y el desorden reinante. El propósito de un gobierno es mantener el orden y la dirección productiva. La razón para crear al hombre la vemos aquí escrita: “Cuando Dios el Señor hizo la tierra y los cielos, aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra, ni había brotado la hierba, porque Dios el Señor todavía no había hecho llover sobre la tierra ni existía el hombre para que la cultivara [dirección y administración]. No obstante, salía de la tierra un manantial que regaba toda la superficie del suelo.” Génesis 2:4b-6

La palabra trabajar, en este caso cultivar, implica una administración, un desarrollo ordenado y fructificación. De aquí Dios decide crear al hombre para proveer un gerente, administrador y gobernador al planeta Tierra. Por eso dice: “Y dijo: Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza. Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo.” –Génesis 1:26

El primer mandato dado al hombre por parte de su creador era establecer un gobierno sobre la tierra para destruir el caos y mantener el orden. Esa es la solución de Dios al desorden.

Gobernar es un asunto serio. El gobierno no solo afecta a las personas de la tierra, sino también a su medioambiente físico. Por eso dice en Romanos 8:19-21: “La creación aguarda on ansiedad la revelación de los hijos de Dios, porque fue sometida a la frustración. Esto no sucedió por su propia voluntad, sino por la del que así lo dispuso…”

Las condiciones espirituales, sociales, económicas, físicas, ambientales y culturales de nuestra Tierra demandan un gobierno que sea superior a todo lo que ya hemos inventado.

“Desde entonces comenzó Jesus a predicar: Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca.” – Mateo 4:17

La misión del hombre era establecer la influencia y cultura del Cielo en la Tierra mediante representar la naturaleza, valores y moral de Dios en ella.

 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.