Conociendo las promesas de Dios

las promesas de Dios

Salmos 33:18-22 “He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia, Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre. Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él. Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado. Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, Según esperamos en ti.”

Todos tenemos promesas en nuestra vida dadas por Dios

Algunas ya las hemos recibido y otras no; pero lo más importante es mantener una actitud correcta para que esas bendiciones nos alcancen. No podemos perder el gozo, la fe, la esperanza, la confianza en Dios; debemos quitar toda queja de nuestra boca y clamar a Dios en oración para que todo aquello que no vemos en lo natural y que ya existe en el mundo espiritual, sea traído al mundo físico.

La palabra de Dios está llena de promesas para sus hijos. Él sólo está esperando que las conozcamos y que confiemos en lo que Él ha dicho. Otras promesas pueden venir directamente de Dios a nuestro espíritu o por medio de la palabra profética; sin embargo, toda promesa debe estar alineada bíblicamente.

¿Qué es una promesa?

Es un compromiso para realizar un acto o contraer una obligación. Es el compromiso de hacer algo o dar algo. Entonces, podemos concluir que las promesas de Dios para sus hijos son un compromiso que Él adquirió con nosotros, no por obligación, sino por gracia; y como Él es íntegro, cumple lo que promete.

Jeremías 29:11 “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.”

2 Pedro 1:3 “Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia.”

Comprender la magnitud de estas dos promesas es muy importante para todo hijo de Dios. Él siempre quiere lo mejor para nosotros.

Existen promesas basadas en la gracia y promesas basadas en un pacto.

¿Qué es una promesa basada en la gracia? No tenemos que hacer nada para ganarlas.

Génesis 12:2,3 “Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

¿Qué es una promesa basada en un pacto? La entrega de esta promesa depende del cumplimiento de un acuerdo entre Dios y nosotros.

Génesis 15:18 “En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Éufrates;”

Génesis 12. 8, 10 “Y él respondió: Señor Jehová, ¿en qué conoceré que la he de heredar? Y le dijo: Tráeme una becerra de tres años, y una cabra de tres años, y un carnero de tres años, una tórtola también, y un palomino. Y tomó él todo esto, y los partió por la mitad, y puso cada mitad una enfrente de la otra; mas no partió las aves.”

Resumen

Si eres hijo de Dios, debes creer y confiar en sus promesas, que se realizarán en tu vida conforme a su Voluntad. Siempre debes mantener en mente la fidelidad y el poder de Dios, pues no hay nada imposible para Él. Mantente diligente en la manera de actuar y pensar conforme a esas promesas. No cometas el error de declarar lo contrario porque no has visto el cumplimiento de esa promesa porque el tiempo ha pasado. Dios no puede mentir su naturaleza es fidelidad. Y aunque nosotros permaneciéramos infieles. Él seguirá siendo fiel a sus promesas.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.