Evidencia Perdurable

“Y crecía la palabra del Señor y el numero de los discípulos s multiplicaba.” Hechos 6:7

Normalmente, cuando se usa la palabra “Espiritual” para describir a una persona o a una iglesia es porque presenta un ambiente en que la gente desconecta la experiencia del bautismo en el Espíritu del fruto que se debe producir.

Una de las mejores pruebas de la Espiritualidad de una persona es cuando se le corrige.  Cuando uno tropieza con una persona llena del Espíritu tiene evidencia de ello, de esta saldrá, amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad y templanza.

Existen personas que han recibido el bautismo en el Espíritu Santo hace mucho tiempo que esto se ha convertido en una medalla que lucen en el pecho, en vez de ser gracia para el servicio.

No debemos detenernos

Una evidencia que muestra que se está lleno del Espíritu Santo es que el evangelio de Jesucristo ha experimentado un progreso significativo a pesar del sufrimiento, amenazas y persecuciones.

Debemos tener la evidencia inicial, pero debemos ir mas allá de lo inicial a la obra perdurable del Espíritu.

Con el bautismo en el Espíritu viene una investidura de poder para la vida y el servicio y la concesión de los dones Espirituales y su uso en el ministerio.

Con el bautismo en el Espíritu Santo el creyente participa de experiencias como:

  • la de ser lleno del Espíritu
  • una mayor reverencia hacia Dios
  • una consagración más intensa a Dios
  • una mayor dedicación a su obra
  • un amor más activo a Cristo, a su Palabra, a los perdidos.

Pero, ¿Qué sucedería si la gente viene y no hay señal de esa presencia: no hay gozo, hay poco amor, y no hay manifestación de la gracia y del poder de Cristo?

El hecho es que debemos ser lo que anunciamos, de lo contrario perderemos credibilidad.

Es sorprendente ver personas tan desconectadas del bautismo en el Espíritu Santo y la vida llena del Espíritu.

 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.