La Prueba de la Fidelidad

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

1 Timoteo 3:10 “Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles.”

Cada uno de nosotros pasará por pruebas. No hay excepciones todos pasamos por pruebas en diferentes etapas de nuestra vida. No podemos ser ascendidos si no logramos aprobar nuestros exámenes.

No importa lo que estemos pasando, podemos abrir la Biblia y recibir la revelación que Dios ha puesto ahí para nosotros. Él siempre tendrá alguna lección importante para nosotros.

Muchos de los requisitos del liderazgo se encuentran en la Biblia. Por ejemplo:

1 Timoteo 3:2-7 “nos enseña que los líderes tienen que ser irreprensibles, discretos, templados, que se gobiernen a sí mismos, prudentes, sobrios.”

Deben vivir una vida ordenada, sin ser pendencieros = (Aficionado ó propenso a participar o provocar riñas o peleas) sino amables y apacibles. No deben amar el dinero. Deben gobernar bien sus propias casas, antes de esperar gobernar bien en cualquier cosa en la vida.

No deben ser neófitos pensando que pueden caer en orgullo, y finalmente, deben tener un buen testimonio con todos incluyendo los de afuera.

Estos requisitos nos apuntan a una sola cualidad para un líder: ser fieles. Así como Dios probó a los israelitas en el desierto, debemos aprender a ser fieles en el desierto, fieles en los tiempos difíciles. Tenemos que seguir haciendo fielmente lo bueno, aunque lo bueno quizá no ha llegado a nosotros todavía.

1 Corintios 4:2 “Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.”

Cuando algún resultado tarda mucho es porque Dios trata de hacer una obra muy profunda en nosotros, y nos está preparando para algún acontecimiento en el futuro.

Tenemos que ser fieles, y debemos ceñir nuestra mente en preparación para la oposición y adversidad que siempre acompañan a la oportunidad. El tiempo de preparación es esencial para poder ser usados, pero Dios nos dice en su Palabra que si no desmayamos ni nos rendimos, Él removerá las impurezas de nuestras vidas.

El enemigo quiere hacernos desmayar en nuestra mente; con palabras semejantes a éstas: “Esto no funciona. Esto no te trae ningún beneficio ahora y nunca te será beneficioso. Más vale darte por vencido y hacer otra cosa”.

No cometas el error de tantos. Justo en el punto de su victoria, se dan por vencidos y pierden lo que Dios les tenía preparado. Sé fiel en el tiempo de prueba porque serán tiempos que requerirán de sacrificio personal y asimilación de algunas lecciones difíciles de aprender.

Fidelidad a largo plazo.

Dios usa y bendice a personas fieles, los que han sido fieles tanto en el desierto como en la tierra prometida. Ser fiel significa ser consagrado, ser leal. Las personas fieles son dignas de confianza; son personas fiables, consistentes, constantes, firmes, que se quedarán en el lugar que Dios les ha puesto y harán el trabajo que Dios les ha dado para hacer. Habrá una recompensa para tales personas.

Job le fue fiel al Señor, a pesar de todas las pruebas y tribulaciones que tuvo que pasar durante sus días más oscuros. Lo más difícil para Job debe haber sido que él no sabía, ni entendía por qué tenía que sufrir.

Resumen

Si deseamos crecer en Dios y hacer lo que Él nos ha llamado a hacer, simplemente tendremos que ser personas fieles, sin importar cuánto tiempo tarde ese proceso. Hoy día todo tiene que ser rápido y fácil. Pero en Dios tendremos que aprender a ser fieles siempre sin importar la situación o la adversidad. La fidelidad te cualifica para las cosas grandes que Él tiene destinadas para tu vida.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.