Libres de Ataduras

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

Ataduras por palabras negativas y palabras de ataduras con personas que ya no están con nosotros, como por ejemplo:

Sin ti no puedo vivir, con otro(a) nunca seré feliz, sin ti prefiero estar muerta o muerto, si me dejas no amaré a nadie más.

La Lengua Tiene Poder

Santiago 3:6-Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, y enciende el curso de la vida, y es encendida por el infierno.

Usted debe renunciar a todo lenguaje negativo, lenguaje de fracaso o lenguaje de muerte. Ahora que ha comenzado una nueva vida con Dios, es necesario que sepa que todo lo que usted dice tiene mucho poder. Su lengua es como fuego; su lengua es un mundo. En la mediad que sepa utilizar su lengua, su vida será diferente; en la medida que cambie su lenguaje conforme a la palabra de Dios, representará niveles de éxito a su vida.

Usted nunca debe decir:

  • Yo no puedo, “porque todo lo puedo en Cristo que eme fortalece…” filipenses 4:13
  • No tengo fuerzas, “porque el señor es la fortaleza de mi vida…” Salmo 27:1
  • Soy pobre, “porque dios es tu riqueza…”2 corintios 8:9
  • No puedo triunfar económicamente, “porque el señor Dios suplirá todo lo que os falte conforme a sus riquezas en gloria, en Cristo Jesús…” filipenses 4:19

Usted debe decir:

  • No estoy solo o sola, “porque Jesucristo dijo: no los dejares huérfanos; les enviaré al Espíritu Santo para que este con vosotros para siempre…” Juan 14:16
  • Dios me oye, “Porque Dios dice, “clama a mí y yo te responderé y te enseñare cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Jeremías 33:3
  • No tengo miedo, “porque Dios no nos ha dado espíritu de temor, ni de cobardía, sino de poder y de dominio propio…” 2 Timoteo 1:7
  • Yo no nací para sufrir, “porque tu vida está escrita por la mano de Dios, Los pensamientos que Dios tiene para ti son de bien y no de mal.” Jeremías 29:11

Resumen

Usted es un sembrador, pero la semilla sale de su boca. El terreno donde siembra puede ser su vida personal, su hogar, su trabajo, su esposa o esposo, sus hijos, sus finanzas, su salud, etc. Cada vez que habla, está sembrando en su tierra, y esa semilla a su tiempo germinará y fructificará. Es necesario que cada vez que usted hable, recuerde que está sembrando, y piense que todo lo que diga va a dar frutos. En la medida que, usted hable diferente, construirá su mundo y se liberará de ataduras.

 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.