Los “Hechos y Actos” de la Vida Cristiana

Romanos 6:1-14

Las Tres Faces Grandes de tu Salvación
  1. Justificación: Significa ser libres de pena del pecado. Rom. 3 – 5:21
  2. Santificación: es ser liberado del poder del pecado.
  3. Glorificación: es ser liberado de la presencia del pecado.  Aún no ha ocurrido.

Naturaleza pecaminosa
La naturaleza vieja de pecado viene de Adán, el padre de la raza humana.  Ha sido pasado de generación en generación.  Sólo no podemos romper con la vieja naturaleza del pecado, si así fuera, Jesucristo no hubiera tenido que venir.

Para romper con el poder del pecado en tu vida, la tentación de hacer lo malo, tienes que saber tres hechos y tres actos, que son el secreto de la victoria sobre el pecado en tu vida.

La Biblia dice que una vez siendo salvo, tus pecados son completamente perdonados.  Con todo eso, muchos cristianos todavía se sienten culpables.  En su posición ante Dios, están perdonados, pero en su experiencia se sienten culpables.  Dios dice que en Cristo estás cubierto con su justicia y considerado perfecto ante Dios.  Pero ¿Te sientes perfecto?

Dios desea que realizes en tu vida estas dos verdades:  la verdad posicional y la verdad experimental.

  • La verdad posicional es lo que Dios dice de mi vida cristiana.
  • La verdad experimental es cuando empiezo a vivir según la manera en que Dios me ve, cuando empieso a vivir según la verdad de lo que Dios dice.

*Dios puede decir algo, y yo nunca vivirlo en la vida.  La mayoría de los cristianos morirán e irán al cielo sin haber jamás vivido lo que estamos enseñando hoy.

Tres maneras de experimentar lo que Dios dice de mi:

  1. Tengo que saberlo.  Tengo que saber lo que ha dicho Dios.  ¿Cómo es posible actuar en algo si ni sabes lo que ha dicho acerca del asunto?
  2. Tengo que creerlo.
  3. Tengo que actuar en ello.

Palabras claves que encontramos en el texto.  

  • Rom 6:3 – ¿O no sabéis?
  • Rom 6:6 – sabiendo esto
  • Rom 6:9 – sabiendo que
  • Rom 6:11 – consideraos (considerar, contar, estimar, creer)
  • Rom 6:13 – presenteis (ofrecer, presentarse a Dios y no al pecado, ofrecerte o darte a Dios)

– LOS HECHOS DE LA VIDA CRISTIANA

Dios quiere que sepamos tres verdades fantásticas que nos ayudan a encontrar la libertad del pecado

Rom 6:1 ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?  – En el verso anterior Rom 5 explica que algunos comenzaron a pensar que cada vez que pecaban le hacían un favor a Dios para que El tuviera la oportunidad de mostrar su gracia.  Pero Pablo da un rotundo NO. ¡De ninguna manera!

Porque si has muerto al pecado, como puedes seguir amarrado y dominado por él.  Si dices que eres un cristiano genuino no seguirás pecado deliberadamente, de lo contrario no serías cristiano.  Uno no puede decir “soy cristiano” y no demostrar un cambio en su vida.  No puedes seguir pecando sin sentir culpabilidad, sin tener la conciencia remordida. (practicar el pecado) – 1 Juan 3:9

*Es cierto que fallamos, pero la realidad es que duele y causa malestar y dolor, cada vez que le fallamos a Dios.

¿Cómo puedo romper el poder del pecado en mi vida? Tres hechos:

  1. Fui puesto “en Cristo”: esta frase se usa 120 veces en el Nuevo Testamento.  Estamos en Cristo (2 Cor. 5:17).  El bautismo en Rom. 6:3 nos muestra esa verdad.  Fuimos crucificados con Cristo, sepultados con Cristo, y resucitados con él.  El bautismo que practicamos simboliza esta verdad, que hemos sido sepultados y resucitados “en Cristo” (Colos. 2:12).  Cristo murió en la cruz y estabas en Cristo cuando él murió.  Es una verdad posicional.
  2. Cuando Cristo murió, la vieja naturaleza pecaminosa fue crusificada con él (Rom. 6:6-7).  Si has muerto en Cristo, entonces la tentación no puede tener efecto alguno en tu vida (Efesios 4:22, Colos. 3:8-9, Gálatas 2:20).  Esta es la verdad enseñada a través de todas las escrituras: Estoy identificado con Cristo (Estoy en Cristo) y si estoy en Cristo, morí con él y resucité con él.  Puedes escoger no pecar por el poder del Espíritu Santo.
  3. La resurrección de Cristo nos garantiza nuestra última victoria (Rom. 6:8).  Aún la muerte fue vencida que era el por enemigo (Hebreos 2:14-15)

Estos son los hechos, la verdad.  No te hace ningún bien a menos que actúes en el.  Primero, hay que saberlo, hay que creerlo, y despues actuar según lo que sabes.

-LOS ACTOS DE LA VIDA CRISTIANA

Al morir a la vieja naturaleza, su poder quedo “destruido” o mejor dicho esa naturaleza quedó sin poder, ya no nos gobierna, ni nos domina.  Esto quiere decir que, si pecas, es porque escoges o decides pecar y no puedes culpar al diablo, ni a Adán, ni a nadie.

Tres cosas que tienes que hacer:

  1. Considerar.  Creer que lo que dice Dios es verdad (Rom. 6:11).  Es computar, calcular, contar con, no dudar, creerlo sin lugar a dudas.  No pretendemos que el pecado no tiene ningún efecto en nosotros, es que el pecado no tiene que tener ningún efecto en ti.  Empiezas a actuar en la manera que Dios te dice, aunque no lo sientas, ni lo entiendas.  Gálatas 2:20 – con Cristo ESTOY juntamente crucificado, no dice, estoy crucificándome con Cristo, porque no puedes crucificarte tu mismo.
  2. Resistir. (Rom. 6:12) a) estoy en Cristo. b) la vieja naturaleza fue crucificada en la cruz. c) Yo no tengo que ceder al pecado, puedo escoger, tengo un poder nuevo de dejar de ceder a la tentación.  Lucha y no dejes que el pecado reine en tu vida. (Gálatas 5:16).  Tenemos deseos pecaminosos, pero no hacemos caso de ellos (Rom. 6:1).
  3. Presentar. Es dar, ofrecer, darse.  (Rom. 6:11) No debemos ofrecer nuestro cuerpo al pecado, no debemos ponernos en situaciones en que somos tentados. (Rom. 12:1-2) Somos un regalo para Dios.

La razón que tenemos victoria es porque Dios dice que estamos en su gracia. (Rom. 6:14, Tito 2:11-12)

Recursos: Gracia: La Verdad que Transforma por Rick Warren

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.