¿Qué es Comunión con el Espíritu Santo?

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

¿Qué es comunión?

2 corintios 13:14 – La gracia del Señor Jesucristo, y el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.

La misión y la obra que Dios nos ha encomendado se hace de dos formas: por medio de la gracia del Espíritu Santo o por medio de nuestras propias fuerzas. Sin embargo, la mayor parte de los hombres y mujeres que han impactado este mundo en el pasado y están impactándolo en la actualidad, son personas que tienen una comunión y dependencia del Espíritu Santo. La comunión con el Espíritu santo es la clave para disfrutar y tener éxito en la vida cristiana.

¿Por qué no hemos tenido una comunión con el Espíritu Santo?

Porque lo hemos ignorado como lo que Él es: una persona.

Por ejemplo, algunas veces, ciertos problemas en nuestros hijos y esposos son ocasionados por ignorarlos cuando hablan, cuando se sienten heridos, etc. En el momento que no le damos la importancia que se merecen, los estamos tratando como a unas cosas, y eso los lastima. Así mismo ocurre con el Espíritu Santo, cuando no le damos el lugar que se merece, lo estamos ignorando. Basado en lo anterior, nos damos cuenta de que es necesario que cada creyente reciba la revelación de que el Espíritu Santo es una persona, y que como tal, debe ser tratado. El Espíritu Santo no es un viento, una paloma, no es aceite, no es fuego; todas estas cosas representan lo que El es en cada una de sus facetas, y son una representación de su poder aquí en la tierra; pero debemos tener clero que Él no es una cosa, sino una persona.

La palabra otro es del vocablo griego “allos” que significa otro de la misma clase. Jesús no nos dice. “les enviare una cosas, u otro de menor clase que yo”; sino que dice: “les enviare uno que será de la misma clase que yo; es más, ustedes podrán hacer mayores obras con Él que conmigo, porque yo estoy limitado a un cuerpo físico”.

Juan 16:7 – Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si yo no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros; pero si yo me voy, os lo enviaré.

La palabra consolador es del vocablo griego “Parakletos”, que significa consolador, confortador, uno que se para al lado para ayudar. Esta palabra sugiere la habilidad y adaptabilidad para prestar ayuda y se usaba en las cortes de justicia para denotar asistencia legal, un defensor, un abogado.

Conclusión

El llamado principal del Espíritu santo es ayudarnos, y pararse a nuestro lado para darnos consuelo y animo. Por tal motivo, debemos hacernos ciertas preguntas; ¿He estado pidiendo ayuda al Espíritu Santo para cambiar, ayuda para hacer el trabajo, ayuda para orar, para predicar, enseñar, etc.? ¿Le he pedido ayuda para cambiar malos hábitos en mi vida, en mi conducta? Si hemos fracasado en un área específica, es porque no le hemos pedido ayuda: nunca más trate al Espíritu Santo como una cosa. Comienza a tratarlo como persona y verás la diferencia en tu relación con tu amado padre Dios.

Libres por Confesar

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

Confesar los pecados ante Dios tiene tanto poder que le quita todo derecho legal al enemigo de nuestras vidas. Toda persona que confiesa sus pecados prospera.
Proverbios 28:13-El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los Confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

Quebrantando el poder del pecado oculto
Efesios 2:8-10- Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
Dios planeo desde antes de la fundación del mundo que usted viva para hacer lo bueno, que viva para cumplir el propósito por el cual nació.
El perdón activa la paz en nuestras vidas y nos libera para caminar en nuestro propósito.


Salmo 32:1- Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado.

El problema del pecado oculto es que sirve como una conexión para que crezca la maldad en la persona. Por ejemplo, si existe algún pecado de infidelidad sexual en la persona y no lo confiesa, el corazón se endurece y no solamente lo hará una vez, sino que seguirá haciéndolo. Pero cuando usted confiesa sus pecados, le quita todo derecho legal de ser afligido.
Existen pecados que uno ha cometido en el pasado y es necesario presentar a Dios todos esos malos recuerdos y errores que cometimos para nunca más codiciarlos.

Salmo 25:7-De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; Conforme a tu misericordia acuérdate de mí, Por tu bondad, oh Jehová

Por lo general a todos nos enseñaron a esconder los errores y pecados; pero cuando conocemos el poder de la libertad, aprendemos a confesar nuestros errores, y así ser libres para siempre, y caminar sin tropiezos hacia nuestro destino.

Resumen
Cuando usted conoce el poder de la confesión y del perdón, confesara sin temor todo pecado oculto ante Dios, cerrándole toda puerta a su pecado pues usted toma del perdón que ya ha sido dado y se encuentra legalmente sin condenación y culpa delante de Dios. Lo peor que uno puede hacer es ocultar el pecado: eso no ayuda en nada, al contrario, debilita la vida espiritual del ser humano.
Recuerde que por más terrible que sea lo que usted haya hecho, Cristo mismo ya pago legalmente en su lugar, cumplió la condena que nos correspondía; confesar y arrepentirse es el acto legal por el cual usted accede a ese perdón.
Salmo 119:11-En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.

Libres de las 5 Cárceles del Alma

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

A través del nombre de Jesucristo nosotros somos libres de toda prisión a nivel del espíritu.

Utilizamos la palabra prisión abarcamos a aquello que encarcela y une que detiene la voluntad y hasta físicamente a una persona.

Apocalipsis 12:11 – Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

Hay cinco áreas de esclavitud por causa de vivir fuera de la voluntad del señor, usted tiene que saber en cuál de estas ha sido preso, y determinarse a salir.

  • Cárcel de enfermedad
  • Cárcel de vicios
  • Cárcel de mentira
  • Cárcel de temor
  • Cárcel de la duda

Dios a través de su palabra y en el nombre de Jesucristo, le da total autoridad para salir de esas cárceles las mismas fueron abiertas no pueden retenerle.

1 Juan 3:8 – El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Usted está destinado para tener vida en abundancia en Cristo. Nunca perderá, sino que siempre ganará. Sea lo que sea, usted es más que vencedor.

Romanos 8: 35-37 – ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

La Necesidad de ser Libres

La vida de todos los seres humanos está atrapada por cualquier clase de estas operaciones. Por eso al comenzar la vida con Dios es necesario cubrirse con la sangre de Cristo, y renunciar salir de toda prisión, para cumplir el propósito de Dios y disfrutar a vida con Dios plenamente.

Su renuncia es el paso para salir de la cárcel pues ya la misma está abierta, Ninguna fuerza tiene poder para retenerlo. Todo ya ha sido derrotado por Jesucristo a través de su muerte en la cruz; también son derrotados por quien pone la fe en Dios, y en su Poderosa Palabra.

Cárceles de Enfermedad

Hay personas que tienen enfermedades que no son causadas naturalmente, sino por cárceles en las que sus familias ya estuvieron.

La Biblia está llena de ejemplo en que el Señor sacó a personas de prisiones de dolor físico y enfermedades que les tenían en dolor y en opresión.

Jesucristo la Biblia dice que llevó su cuerpo todas las enfermedades del cuerpo físico, es decir él ya estuvo en esa cárcel y la abrió por dentro.

Cárcel de Vicios

Otra área importante en la vida de las personas incluye ser libre de viejos. Los seres humanos saben del daño que hace el cigarrillo, el alcohol, la marihuana, la cocaína, todos los ácidos y las pastillas o estupefacientes. A pesar de esto, muchos no toman conciencia del daño y destrucción de su cuerpo, aunque saben que están autodestruyéndose poco a poco.

El problema es que existe una fuerza superior que controla los sentidos y apetitos de los seres humanos, les crean ansiedad y desesperación por el vicio, y sólo el poder de Dios en el ser humano puede liberarlo de todo vicio. Usted nunca puede pensar que no es posible superar o abandonar vicios y malas costumbres, recuerde que usted tiene la genética de Dios y todo le es posible. Necesita saber que la cárcel de vicio es y ya ha sido abierta en usted está la decisión de salir de la misma, nunca acepte el vicio como normal.

Cárcel de Mentira

Las cárceles de mentira y engaño son sumamente peligrosas, porque ellas han logrado infiltrarse en lugares claves en el mundo; como la religión, la política, y los tratamientos bajo manipulación para cambiar a las personas. En éstos el ser humano no alcanza la plenitud de libertad, sino que vive bajo la mentira y la hipocresía; por eso Jesucristo habló de una verdadera libertad.

Creer en Jesucristo no es ni religión, ni ningún movimiento de fuerza humana, sino un movimiento de poder y transformación verdadera, donde no hay lugar para el engaño.

Cárcel de Temor, Miedos, Fobias

Millones de personas viven bajo la opresión de la cárcel del temor. La Palabra de Dios revela que el temor domina muchísimas vidas en esta tierra. Esta cárcel tiene un efecto contrario a la fe. Quien vive preso de esta cárcel de temor vive como consecuencia el cumplimiento de todo lo que teme. Tal como le ocurrió a Job, el patriarca famoso de la Biblia dijo: “lo que temí eso me ocurrió”. Y es que la cárcel de temor tiene tanto poder que destruye a los seres humanos, haciendo que les ocurra y se materialice todo lo que temen.

Las fobias son miedos irracionales, incontrolables y desproporcionados. Pueden suceder frente a objetos diversos, situaciones o personas, se caracteriza por la aparición de síntomas de ansiedad ante la presencia de algún objeto o situación concreta, lo cual suele dar lugar a conductas de evitación consistentes en huir de la situación temida.

Esto se ve en todos los ámbitos de la vida familiar, financiera, matrimonial, ministerial, profesional, en los estudios, y hasta en los más mínimos detalles. Es como la voz que dice que usted se caerá y usted lo cree, entonces termina ocurriendo. Usted encontrara en la Biblia cientos de textos donde Dios le dice a usted, “no temas”, porque el temor es contrario a la fe y es necesario que nosotros cambiemos el temor por la fe; entonces veremos los grandes resultados milagrosos en Dios.

Cárcel de la Duda

Esta es una cárcel que apresa poniendo en duda la Palabra Dios de bien y amor, es una cárcel anti Biblia, anti familia, y anti fe genuina. Persigue la verdad de la Palabra de Dios presentándola como relativa, cuando la verdad de Dios es absoluta.

Usted es todo lo que Dios dice que es, puede todo lo que Dios dice que puede y tiene todo lo que Dios dice que tiene.

Resumen

Alcanzar libertad es lo importante en la vida. Un principio importante nos enseña “Eres esclavo o eres un libertador”. Pues usted no nació para ser un esclavo prisionero de ninguna cárcel, si no libre y libertador. La buena noticia es que Jesucristo tomó las llaves y abrió las cárceles una a una y usted ya no tiene que estar allí.

Eligiendo Nuestra Paternidad

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

Los principales constructores de los destinos de los hijos son los padres. Nosotros somos hoy, en un noventa por ciento, lo que nuestros padres nos hayan enseñado.

Marcos 3:35 –“Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre”.

Juan 1: 12 y 13 – “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”.

Romanos 12:2 – Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.

Los padres son los ministradores más directos de nuestras vidas. Cada palabra, cada ejemplo formó la base principal de lo que nosotros somos hoy. Es necesario ver con sumo cuidado y con la verdad de Dios, lo que han sido nuestras vidas y saber que cada palabra dicha por nuestros padres nos marcó profundamente.

El poder de elegir tu paternidad

Solo los reyes buscan su paternidad, buscan sus raíces.

1 Reyes 15:11 – “Asa hizo lo recto ante los ojos de Jehová, como David su padre”.

Cuenta la Biblia de un rey llamado Asa, de quien se habla como Hijo de David, aunque Asa no era hijo directo de David, se le reconocía así, pues él determinó identificarse con David en un corazón que agrade a Dios, dejando de lado los malos ejemplos de sus padres biológicos.

Como Asa, hoy podemos elegir nuestro modelo a alcanzar. Nosotros no estamos obligados a seguir todos los ejemplos de nuestros padres; siguiendo malos modelos, o bien modelos que no fueron malos, pero si insuficientes para depositarnos en nuestro propósito.

La mayoría de los padres de nuestra generación no conocían la palabra “potencial” y no pudieron despertarlo en nosotros. Entonces entendemos que si el ejemplo no fue el mejor, hoy podemos elegir a que mentalidad le daremos autoridad en nuestras vidas. No olvide que tiene el derecho en Cristo de ser diferente y feliz.

Quebrantando Las Malas Raíces

Lucas 2: 41-49 – “Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua; y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta. Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre. Y pensando que estaba entre la compañía, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos; pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole. Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas. Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre; Hijo ¿Por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia. Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?

A los 12 años, Jesús ya había encontrado su valor pues había reconocido en su vida una paternidad superior, la paternidad de su creador.

¿Cuántas veces sintió que nada de lo que hace tiene valor en la vida, que nadie lo valora, ni lo aplaude? Hoy puede vivir por encima de las palabras que un día lo marcaron. Quizás palabras como “INUTIL O FRACASADO” fueron una especie de sello en su vida que lo anuló en todo avance. Pero, hoy puede determinar su paternidad; Dios es su padre y desea lo mejor para usted. Él ha marcado un destino exitoso para su vida, Por lo tanto, a usted le conviene estar en los negocios que el Padre pensó para usted. Los negocios de Dios le darán el valor y el reconocimiento que Él tiene para su vida.

Resumen

Usted es todo lo que Dios dice sobre su vida. Usted puede todo lo que Dios dice y tiene todo lo que el Padre dice. Su vida está llena de potencial, talentos y dones porque tiene la naturaleza de Dios. Hoy puede recobrar el valor de lo que Dios puso en usted, eligiendo que la paternidad del Cielo gobierne sobre la paternidad recibida en esta tierra.

Viviendo en mi Genética Divina

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

Hay una influencia hereditaria que afecta nuestras vidas y es la atadura de la parentela. Generalmente, tendemos a repetir ciclos familiares de lo vivido por nuestros padres, abuelos, bisabuelos, etc. pero, cuando nosotros aceptamos a Cristo, todo lo que venía envasado en nuestra genealogía es mudado, ya que con El recibimos su genética.

Génesis 12:1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

Ahora bien, la poderosa influencia de las costumbres familiares creo en su vida formas, usos y costumbres que impusieron. Estas lo llevan a hacer cosas que no sabe siquiera porque y hacen que le sucedan cosas que nunca anheló.

Estos siclos trajeron como consecuencia herencia de pobreza, divorcio, pérdidas económicas, enfermedades, familias conflictivas, el descuido, el dolor y la enfermedad.

Sin embargo, usted ya sabe que tiene una genética divina y que no está destinado a aceptar los ciclos que se repitieron generación tras generación en su familia; pero debe estar dispuesto a confrontar toda costumbre que sea contraria a la palabra de Dios.

Romanos 8:15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Romanos 8:29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

Juan 8:32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Simplemente al conocer y creer la verdad, ésta le hace libre y todo lo que marcó sus generaciones de ahora en más, no tendrá que repetirse ni en usted ni en sus hijos pues ya no tiene acceso legal en usted.

Por lo tanto, si sus padres o abuelos tuvieron problemas de alcoholismo, matrimonios inestables, enfermedades mentales o físicas, ya no tiene que repetirlo, ni esperarlo, ni aceptarlo como normal, porque toda esa herencia es cambiada por el solo hecho de renunciarla.
No debe esperar ni aceptar ese mismo destino ni para usted ni para sus hijos, pues al aceptar a Cristo como nuestro Señor, Él interfiere en nuestra genealogía cambiando el destino que sus padres y abuelos diseñaron o aceptaron consciente o inconscientemente con decisiones y afectaron sus vidas y la de sus familias.

¿Cómo sabemos que existe algo que no es la voluntad de Dios para nuestras vidas? Lo sabemos, porque nos roba la paz, elimina la felicidad y trae dolor y sufrimiento.

Actividad Practica

Tome un tiempo de meditación y identifique y escriba cielos y formas operantes que marcaron su familia.

Resumen

Hoy, determino ligar mi vida y mis generaciones a la genética de Cristo, se que SOY UN HJO LEGITIMO DE DIOS y que, de ahora en adelante, todo cielo y herencia familiar que no estaban diseñados por Dios queda anulada legalmente, en el nombre de Jesús, Amén.

Quebrantando la Cultura de la Tierra

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

Todo pueblo, nación, territorio y continente tiene ataduras y sus habitantes, a menos que sean liberados, las llevan.

Génesis 3: 17-19 – 17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. 19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Cuando nosotros hablamos de las ataduras de la tierra, nos referimos a la cultura que nos limitó. La cultura es el conjunto de todas las formas y expresiones de una sociedad determinada. Como tal, incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Podemos observar la cultura en forma muy sencilla; por ejemplo, no es normal que siendo todos los seres humanos iguales existan territorios, pueblos, naciones y continentes con crisis superiores a otros, en cuanto a divorcios, hambre, desordenes sexuales, etc. hay culturas de pueblo donde sus habitantes están atados al conflicto. Hay naciones donde la cultura que existe es ser esclavo o vivir bajo el dominio de otros. Hay pueblos donde sus habitantes están atados al dolor, la separación, el divorcio y la promiscuidad.

Aquellos seres humanos terminan siendo lo que dicta la cultura de ese pueblo en las formas operantes y pensantes, a menos que esto sea cambiado en el nombre de Jesucristo. Solo de esta forma el ser humano, aunque viva allí, será diferente, pues estará por encima de esa cultura. Muchas de las costumbres y la manera de ver la vida fueron trasmitidas culturalmente, hay cosas que no sabemos porque la hacemos y eso es tradición.

Las tradiciones abortan los planes que Dios tiene para nuestra vida; abortan porque son una especie de barrera invisible que cuando quieres remontar vuelo en la vida, adentro suyo algo dice “usted no va porque ha sido instruido para no ser más que esto”. Las tradiciones le frenan porque marcan un patrón de pensamiento y han establecido hábitos, confirmando los valores en su vida, limitaciones para hacer cosas mayores, para cambiar. Le frena si usted está atado al pasado a lo que hacían sus abuelos, padres, y se crean ídolos en nuestro interior. Que se entiende por idolatría? Es todo lo que roba el tiempo y las palabras que le pertenecen a Dios. Hábitos familiares o culturas que crearon formas de vida, usos, costumbres que impusieron cosas que no sabemos porque las hacemos.

El apóstol Pablo dijo: Romanos 7:19 Porque no hago el bien que quiero, si no el mal que no quiero eso hago.

Aunque perezca contradictorio aun nuestra tradición religiosa puede impedir en nuestra vida lo que dios quiere hacer. En la tierra más personas mueren en nombre de Dios que en otra guerra.

Por lo tanto debemos ser libres de la tradición que nos impida soltar las amarras para cumplir la misión que vinimos a hacer a esta tierra. Usted ahora pertenece a una cultura superior que es la Cultura del Reino de Dios; y puede pararse en su verdadera identidad, pues ahora tiene doble nacionalidad; la que expresa su documento, pero también tiene una ciudadanía superior que es la de los cielos.

Filipenses 3:20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

Cuando en su cultura se diga “no puedo” usted sabrá que en su verdadera nacionalidad, que es la de un hijo o una hija de Dios, usted “si puede”, porque la palabra de Dios dice: “todo lo puedo en Cristo que me fortalece” filipenses 4:13

Cuando le digan que “no sabe”, recuerde que tiene la mente de Cristo. Cuando le digan “no tienes”, recuerde que todo lo que usted tiene en Dios, incluye su ciudadanía, seguro de vida, amor, cuidado, herencia y bien para sus generaciones. Nuestra verdadera identidad dice que somos hijos amados por Dios, desde antes de la creación del mundo. El nos amo con Amor Eterno; porque el Dios del universo lo amo tanto que entrego su único Hijo por rescatar su vida.

Oración

En el nombre de Jesucristo declaro que estoy por encima de la cultura de mi tierra, y todas las maldiciones y ataduras culturales no me afectan porque tengo una nueva identidad en Dios. Mi herencia no está conformada por la cultura de este mundo, sino por la salvación de Jesucristo. Amén.
Resumen
Solo en Cristo volvemos a nacer nuevamente, por eso somos ciudadanos del reino de Dios. Nuestro pasaporte de identificación de esta ciudadanía, nos fue otorgado cuando Jesucristo resucitó al tercer día. No importa donde naciste o te criaste, en el Reino de Dios todos somos nuevas criaturas. Así que pelea tu liberación y no te dejes dominar por el enemigo. El padre te dio todas las herramientas necesarias para vencer.

La Fe Contada Por Justicia

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

Génesis 15:6: “Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia”.

En Romanos 4 se cita a Abraham a propósito de la justificación por la fe, y se cita la memorable frase de Génesis 15:6. ¡Cómo no, si es el ejemplo de justificación por excelencia! Pero luego y esto es muy interesante se vuelve a citar tres veces esta frase en el mismo capítulo, para aclarar un punto muy importante en la vida del creyente. Y es que: la justicia no se alcanza por obras sino por la fe en Jesucristo el hijo de Dios. El señor nos da el ejemplo con la vida de Abraham, quien no hizo nada para alcanzar la justicia solo creer.

El primero, refuerza la idea de que la justicia la recibe el que cree, no el que obra. Romanos 4:5 “Mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia”. Es preciso enfatizar esta idea, pues parece tan fuera de razón al que la escucha por primera vez.

El sentido de la recompensa está tan arraigado al corazón humano, que sin pensarlo lo atribuimos a Dios igualmente. Si no hacemos algo no merecemos recibir; por tanto, quien no hace no recibe. Pero aquí tenemos una ley distinta que puede espantar al hombre, pues le quiebra su esquema mental de recompensas.

El segundo nos muestra en qué condición estaba Abraham cuando recibió la justificación por la fe; era un incircunciso Romanos 4:10- ¿Cómo, pues, le fue contada? ¿Estando en la circuncisión, o en la incircuncisión? No en la circuncisión, sino en la incircuncisión. La circuncisión vino después, como señal de la justicia que él había recibido estando en la incircuncisión.

Era muy marcado el aborrecimiento de los israelitas hacia los incircuncisos; pero ellos olvidan que su ancestro más lejano Abraham también lo fue y que la circuncisión la recibió después de haber creído.

La circuncisión, nos dice Pablo, no tiene valor espiritual si no va precedida de la fe. Alguien puede ser un incircunciso, pero ser declarado justo por su fe. Esto también es aplicable a nosotros, cuando siendo ya hijos de Dios, solemos menospreciar a los pecadores como si nosotros nunca lo hubiésemos sido.

El tercero nos muestra que la justificación requiere de la paciencia y la esperanza para ver su fruto. Luego que Abraham creyó la promesa de Dios tuvo que esperar 15 años antes de tener al hijo de la promesa en brazos. Entretanto, él “creyó en esperanza contra esperanza”, nos dice Pablo, porque las circunstancias se volvían cada vez más desalentadoras. Romanos 4:18 “El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. Se estaba quedando más viejo y sin fuerzas para concebir. ¿Cómo podría tener un heredero?”

Muchos cristianos fallamos, porque exigimos frutos a la fe ahora mismo. Y si no los obtenemos, nos desanimamos hasta el punto de desconfiar de la propia palabra de Dios. Sin embargo, la fe es como la concepción natural. Debe esperarse el tiempo necesario el tiempo de la vida el tiempo de Dios para que el fruto por fin aparezca. Abraham fue declarado justo en el mismo acto de creerle a Dios; sin embargo, los frutos de esa justificación tardaron algún tiempo en aparecer. La palabra de la promesa de Dios fue cumplida, pero en el tiempo oportuno.

Hebreos 6:12 – “a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas de Dios.”

Es por la fe y la paciencia que se heredan las promesas de Dios y de eso nos habla este tercer aspecto de la justificación por la fe de Abraham. Esta espera es normalmente más larga de la que quisiéramos porque somos impacientes por naturaleza. Pero los caminos de Dios son más altos que los nuestros y él nos hace esperar porque en esa espera se van produciendo otros efectos espirituales provechosos en el corazón del creyente.

Resumen

Somos justificados creyendo con nuestros corazones que Dios envió a su hijo a morir por nuestros pecados. Somos salvos creyendo con nuestro corazón no somos salvos por ninguna otra razón, hemos llegado a ser justos creyendo con nuestro corazón que Dios borró todos nuestros pecados con Jesús y su muerte en la Cruz. Somos justificados no por las obras de nuestra carne. No podríamos llegar a ser justos si Jesús nos dijera. “Yo borraré todos tus pecados” pero con una condición, no puedes fallarme porque dejarías de ser mi hijo si lo haces. ¿Serías salvo si Dios hubiera dicho, perdonaré tus pecados pequeños, pero los grandes no? ¿Invalidaré tu liberación si fallas?, de ninguna manera. Somos justificados por creer con nuestro corazón y confesar que Jesús nos salvó llevando sobre él todo el pecado de la humanidad en la cruz y de igual manera nos justificó.

La Justicia Imputada

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

La palabra “justicia” implica una relación correcta o recta con Dios. Esto tiene que ver con el carácter o cualidades de ser una persona justa. Sin justicia no puede haber compañerismo con Dios, es el requisito establecido por Dios para la perfección. En el lenguaje marítimo, la palabra “justificar un buque” significa restaurar al buque de una posición “de declive” a una posición “recta” En El Antiguo Testamento los justos son comparados con los injustos.

Génesis 18:25- Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? En las escrituras vemos el fracaso de la justicia del ser humano. Isaías 64:6- Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. Y el éxito de la justicia de Dios a través del señor Jesucristo. Recuerda, 1 Corintios 6:9 “los injustos no heredarán el reino de Dios”.

Al considerar la palabra justicia, debemos estudiar la palabra “imputar” porque a todo creyente le ha sido imputada la justicia. La palabra “imputar” significa “atribuir algo a” ó “contar a alguien entre”. Es una terminología de contabilidad que significa “acreditar a la cuenta de alguien”. Es el acto de agregar algo a la cuenta de otra persona sea bueno o malo.

Por ejemplo, en el libro de Filemón 17 y 18 – Así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí mismo. 18 Y si en algo te dañó, o te debe, ponlo a mi cuenta.

Un hombre llamado Filemón, que vivía en Colosas (Turquía), era dueño de un esclavo llamado Onésimo. Onésimo se había escapado a Roma, y estando en Roma el apóstol Pablo fue un instrumento para que Onésimo viniera a conocer a Jesucristo. El apóstol Pablo luego mando a Onésimo de vuelta. El apóstol Pablo dice en el versículo 18 “y si en algo te daño, o te debe, ponlo a mi cuenta”. En otras palabras, Pablo esta pidiéndole al dueño de Onésimo que “impute” la ofensa de Onésimo sobre él.

Página No. 2

Las tres clases de imputación que existen en la biblia.

EL PECADO DE ADAN IMPUTADO A LA RAZA HUMANA

2 corintios 5:12-21- 12 No nos recomendamos, pues, otra vez a vosotros, sino os damos ocasión de gloriaros por nosotros, para que tengáis con qué responder a los que
se glorían en las apariencias y no en el corazón.13 Porque si estamos locos, es para Dios; y si somos cuerdos, es para vosotros.14 Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron;15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.16 De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así.17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

La imputación es implicada, de acuerdo al versículo 21, el pecado y la muerte han sido engendrados a todos los seres humanos, “por tanto, como el pecado entro en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte paso a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”.

Dios nos ve espiritualmente muertos a causa de nuestros padres. Hemos heredado este dilema en Adán. Cargamos con el pecado de Adán aun cuando no participamos en su rebelión en el jardín del edén.

Debemos darnos cuenta que tanto la muerte física como los pecados personales tuvieron su origen en el pecado de Adán. Una persona peca porque es un pecador por naturaleza; el acto de estar cometiendo pecados no lo hace un pecador. Lo mismo es de un gallo cacarea porque es un gallo, cacarear no le hace un gallo.

Página No. 3

La biblia dice en 1 Corintios 15:22-Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados., así que “en Adán todos morimos “.

Efesios 2:1-3-Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Somos por naturaleza (nacimiento):”hijos de ira”. Somos nacidos en la imagen de Adán (carne pecaminosa), porque lo hemos engendrado Génesis 5:3- Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set.

EL PECADO DE LA RAZA HUMANA IMPUTADO A CRISTO

1 Pedro 2:24-quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. Jesucristo cargo nuestros pecados en su propio cuerpo.

1 Pedro 3:18-Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; el sufrió por los pecados, el justo por los injustos.

En otras palabras nuestros pecados fueron imputados a Cristo cuando él fue colgado en la cruz del calvario. Todo el capítulo de Isaías 53 habla de la crucifixión de Cristo.

Isaías 53:4-Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. El llevó nuestras enfermedades;

Isaías 53:5-Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. El fue herido por nuestras rebeliones y molido por nuestros pecados.

Página No. 4

Isaías 53:6-Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Jehová (Dios) cargo en el (Jesucristo) el pecado de todos nosotros. Todos estos versículos simplemente nos revelan que nuestros pecados fueron definitivamente imputados (puestos en la cuenta de Cristo) al hijo de Dios.

2 Corintios 5:21-Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. Jesucristo fue hecho pecado por nosotros. Como el cordero de Dios, Jesucristo tomo nuestro lugar en la cruz del calvario.

Levíticos 16:20-22-Cuando hubiere acabado de expiar el santuario y el tabernáculo de reunión y el altar, hará traer el macho cabrío vivo. Dios traspaso nuestros pecados a Jesucristo se ve claramente en la imposición de las manos del sumo sacerdote sobre la cabeza del macho cabrío. Los pecados de Israel eran transferidos al macho cabrío, ese macho cabrío era soltado en el desierto para nunca ser visto otra vez. La imposición de las manos expresaba la identificación con el substituto. Hasta que Jesús hiciera el verdadero sacrificio poniendo su vida y su sangre de una vez y para siempre.

LA JUSTICIA DE CRISTO IMPUTADA AL CREYENTE (la más importante)

La justicia imputada es el único remedio para el pecado que también ha sido imputado a la raza humana.
2 Corintios 5:21-Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. La justicia de Cristo es puesta a la cuenta del creyente:

La obediencia perfecta y la muerte del Señor Jesucristo en la cruz fueron atribuidas a nuestra cuenta como si nosotros hubiéramos vivido la vida justa de Jesucristo. De la misma manera que el pecado de Adán fue imputado a nosotros, la justicia de Jesucristo es imputada a todos los creyentes.

Página No. 5

Romanos 5:19-Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.

Romanos 3:10-Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;

Romanos 3:22-23- la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, vemos en estos versículos que: no hay ninguna persona justa por sí sola, pero a través de la fe somos hechos justos.

Romanos 10:4 – porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.
Filipenses 3:8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; Habla de la justicia de Dios que es a través de la fe en el Señor Jesucristo en contraste a la justicia que es a través de la ley.

La justicia de Dios es revelada en el evangelio de Jesucristo Romanos 1: 16 y 17. Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. Solo a través de Cristo podemos tener esta justicia imputada.

Resumen

Dios nos ve en Cristo y nos justifica para siempre. Él nos ve vestido con la ropa justa de Cristo. Dios imputa la justicia por la fe. Esta justicia imputada es la única razón por la cual todo creyente vuelve a tener una relación con Dios directamente, algo que no existía desde la caída del hombre. Esta justicia se adquiere solo por fe y no por las obras o méritos personales. La gracia triunfa cuando Dios atribuye justicia que conduce a la vida eterna.

Conciencia de Pecado Vs Conciencia de Justo

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

Definición de Justicia= Entendemos que justicia significa la capacidad de estar en la presencia de Dios Padre sin tener un sentimiento de culpa o inferioridad.

El deseo de eliminar la conciencia de pecado ha sido la búsqueda de los siglos.
Ha dado a luz a las principales religiones del mundo. Pero Dios ha tratado con el problema del pecado en su Hijo. El ha desechado el pecado por medio del sacrificio de ese Hijo.

El ha hecho posible en términos legales el que el hombre, que está espiritualmente muerto y en unión con Satanás, se convierta en una nueva criatura al recibir la naturaleza y la vida de Dios.

Romanos 6: 3-8 – 3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

6:4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

6:5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;

6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

6:7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.

6:8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;

Esta vida y naturaleza de Dios es la justicia. Por consiguiente, el hombre que ha recibido la naturaleza de Dios se ha convertido automáticamente en la justicia de Dios en Cristo. Puede que él no lo sepa, puede que no se aproveche de ello, pero aun así sigue siendo cierto.

El dominio de la conciencia de pecado sobre la iglesia ha sido alimentado, desarrollado y hecho una realidad a través de ministros que han predicado del pecado en lugar de predicar de Cristo y de la nueva creación.

La conciencia de pecado llegó con la caída, cuando el hombre fue copartícipe de la muerte espiritual. A lo largo de los siglos, el hombre ha estado bajo la maldición de la muerte espiritual, la cual dio a luz a la conciencia de pecado.

Un hombre espiritualmente muerto no puede estar en la presencia de Dios. Vemos cómo Dios ilustró este hecho en el Antiguo Testamento. Una vez al año, el sumo sacerdote entraba en el Lugar Santísimo, y sólo cuando estaba suficientemente protegido por el sacrificio de sangre.

No entraba para adorar sino para ofrecer la expiación anual por los muertos espirituales: Israel.

Finalmente, Dios envió a su Hijo al mundo para quedar eternamente unido con la humanidad. Ese Hijo fue a la cruz por el consejo de Dios, se hizo pecado y tomó nuestro lugar como sustituto. Entonces conquistó al enemigo y puso la justicia a disposición de la humanidad. Una redención que no hiciera al hombre justo sería una falacia. Hasta que el hombre no es justo y lo sepa, Satanás reina sobre él; el pecado y la enfermedad son sus amos.

Pero en el instante en que el hombre sabe que es la justicia de Dios en Cristo, y sabe lo que significa esa justicia, Satanás queda derrotado.

¿Qué es lo que la ley no puede hacer? Y ¿Qué que nos da indicación de que los sacrificios en el Antiguo Testamento eran inadecuados para hacernos perfectos?

Hebreos 10:1. La Ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.
Dios perfecciona a su gente por: a) Buenas obras. b) Ir a la Iglesia. c) Mantener los 10 mandamientos. d) La ofrenda (sacrificio) de Jesús.

Hebreos 10:14. Y así, con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

La ofrenda de Jesús (recibida por fe) perfecciona al los creyentes: a) Hasta la próxima vez que pequen. b) De los pecados del pasado. c) Para Siempre.

Hebreos 10:14. Y así, con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

Aunque algunas veces fallamos, ¿Quién está de nuestro lado?

Romanos 8:31. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

En el Nuevo Pacto, ¿Qué prometió Dios que No haría?

Hebreos 8:12-13. [12] Porque seré propicio a sus injusticias y nunca más me acordaré de sus pecados ni de sus maldades». [13] Al decir «Nuevo pacto», ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece está próximo a desaparecer.

¿Cómo somos salvos?

Efesios 2:5, 8-9. [5] aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos). [8] porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. [9] No por obras, para que nadie se gloríe.

Tito 3:5. [5] nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo.

Efesios 1:6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado.

Encuentra Tu Lugar de Bendición

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

¿Sería posible que estuvieras en el lugar equivocado en el momento correcto?

¿Sería posible que, tú estuvieras a una corta distancia de donde deberías estar para convertirte en lo que te puedes convertir? No hablo sólo de la ubicación de tú negocio o de tú casa. Tal vez te encuentres en una relación equivocada, tal vez te encuentres en el pueblo correcto. Pero estás en el estado mental equivocado, ya sea por Estrés, o por Ira, Frustración.
Jacob ya estaba frustrado por lo que estaba pasando y aunque Dios lo prosperaba el lugar destinado para él no era la casa de Labán.

Génesis 30:30 porque poco tenías antes de mi venida, y ha crecido en multitud; y el SEÑOR te ha bendecido con mi entrada; y ahora ¿cuándo tengo de hacer yo también por mi propia casa?

¿Tal vez necesitas abandonar el lugar que sueles frecuentar y que tú sabes que no es tu verdadero lugar de bendiciones?

Si no has llegado a alcanzar todo lo que deseas, si te sientes inseguro y fuera de lugar, podría ser que necesitarás mudarte a un lugar mejor.

Entienda que hay un lugar que Dios ha designado donde las oportunidades te encontrarán, un lugar donde las bendiciones te van arropar.

Dios creó lugares antes de crear personas.

Dios creó los océanos, y luego creó los peces. Dios creó la Tierra y luego pobló el PLANETA con Hombres y Animales. Creó el Huerto y luego colocó al hombre ahí y lo bendijo. Dios siempre ha tenido cuidado de poner a sus criaturas en los lugares en donde puedan prosperar.

No puso al oso polar en el desierto.

No puso las aves en el mar. De la misma forma, Dios tiene un lugar especial para cada uno de nosotros. Un lugar donde prosperemos y reflejemos la grandeza de Dios.

Dios tiene una Misión específica para Ti, en una comunidad específica, donde estarás rodeado por personas específicamente ubicadas para ayudarte a encontrar la plenitud.

Tú ubicación es extremadamente importante.

2 Samuel 11:1 Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén.

Se suponía que David estuviera en el lugar que Dios le asigno. Dios no te bendecirá en cualquier lugar. Te bendecirá allí donde se supone que debes estar físicamente, emocionalmente, mentalmente y espiritualmente.

Encuentra Tú lugar de Bendición.

No te conformes con menos de lo que Dios te quiere dar. Podrás saber cuál es tu lugar de bendición por la forma como lo sientes. Tus sentidos y tu Espíritu te lo dirán. Muévete siempre hacia los lugares que hagan que su Espíritu se sienta más cálido y que te apartes de los lugares que te dejan frío.

Busca tu lugar de bendición

Jesús mismo fue guiado todo el tiempo por el espíritu a los lugares donde debía estar. Desde su infancia hasta su resurrección.

13Y partidos ellos, he aquí el ángel del Señor aparece en sueños á José, diciendo: Levántate, y toma al niño y á su madre, y huye á Egipto, y quédate allá hasta que yo te lo diga; porque ha de acontecer, que Herodes buscará al niño para matarlo. 14Y él despertando, tomó al niño y á su madre de noche, y se fue á Egipto; 15Y estuvo allá hasta la muerte de Herodes:

Tal vez sientas que mientras mantenga tu fe, Dios te bendecirá dondequiera que vayas. Y en cierto sentido, es cierto. Pero Dios tiene un lugar específico donde él te ha ordenado ser bendecido. Dios puede abrir puertas, pero tú podrías no verlas si estás en el lugar equivocado.

Cuando tú estás en el centro de la perfecta voluntad de Dios, experimentarás una sensación de paz. En el Antiguo Testamento, los Hijos de Israel seguían la columna de nube de día y la columna de fuego de noche. A veces, la columna de nube permanecía en el mismo lugar por dos o tres meses. Y ellos acampaban allí hasta que cambiaban los signos.

A veces la nube se desplazaba todos los días durante una semana. Así que, cuando ellos se levantaban cada mañana, lo primer que tenían que hacer era comprobar donde estaba la columna de nube. Había momentos en los que ellos deseaban moverse porque no les gustaba el lugar o porque estaban rodeados de enemigos. Pero la nube permanecía allí, entonces ellos se quedaban.

Tal vez otros momentos era al revés, les gustaba el lugar, estaban cómodos y querían quedarse allí. Pero la nube se movía. Y ellos se movían porque comprendían que su bendición estaba relacionada con estar en el lugar correcto.
Ellos sabían que no tendrían alimento, ni protección, a menos que siguieran a la nube.

No pierdas los signos sigue la nube.

Hay lugares infestados de tentaciones, distracciones o malas actitudes.
Sigue los signos que te llevarán a tu mejor lugar. Al lugar idóneo.
“Aprende a estar en tu lugar idóneo”,

Génesis 28:15 He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he prometido.

Dios le habla a Jacob y le indica que tenía que volver al lugar que ya Dios había separado para su bendición.

En beisbol, el lugar idóneo es donde podemos batear con mayor potencia. Tú lugar idóneo, el lugar donde Dios a preparado para ti, también es el lugar más potente. No estoy hablando de dinero, el dinero vendrá con el paquete. Mantén el Equilibrio. Entienda que hay más vida que dinero.
Que hay bendiciones que están por entregártelas

El Libro de 1 Reyes en el cap. 17:2 “Vete de aquí, marcha hacia el oriente y baja al torrente, yo he dado orden a los cuervos para que te alimenten en aquel lugar”.

Dios había ordenado que las necesidades de Elías debieran ser satisfechas. Pero le tocaba a Elías llegar al lugar destinado. El pudo haber dicho; no voy para allá, estoy bien donde estoy, no quiero ir allá. Pero si hubiera hecho eso, los cuervos habrían llevado las provisiones al torrente. Pero no habría estado Elías donde se suponía que debía recibir su alimento. A veces a nosotros nos pasa lo mismo, que tenemos nuestras bendiciones, nuestras provisiones listas para ser entregadas pero no estamos en posición para recibirlas.

Resumen
A veces no entenderás el plan que tiene Dios para ti. En esos momentos recuerda que Dios puede estar guiándote a tu lugar de bendición. Recuerda, Tú bendición está condicionada a estar en el lugar correcto, física, emocionalmente y espiritualmente.