El Propósito de los Ministerios por Dr. Lucas Márquez

 

El Dr. Lucas Márquez también expuso varios puntos poderosos para comprender el Nuevo Pacto.

de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios, el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.”

-Colosenses 1:25-29

  • Dios desea revelar a su hijo en ti.
  • Estamos plenos y completos en Cristo.
  • Él es el cumplimiento de todas las profecías del AT.
  • Recibimos la revelación como el pan que cayó del cielo.
  • Cristo es la realidad de las cosas.
  • Misterio es lo que estaba oculto en el AT y han sido revelado en el Nuevo Pacto.
  • Hemos sido exitosos llevando personas a un edificio, pero hemos fracasado en llevarlos al pleno conocimiento de Cristo.
  • Algo es bueno hasta que sustituye a Cristo.
  • No sólo saber de Cristo, sino vivirlo, experimentarlo y disfrutarlo.
  • La meta no es el Cordero es entrar en la tierra, el Cordero te saca de Egipto. La salvación no es el fin.
  • El mundo está perdonado, nosotros salvados. Dios perdonó al mundo.
  • El dolor y la prueba es la Encarnación de la gracia que viene a ti.
  • La motivación es para el alma y la inspiración es para el Espíritu.
  • La fuente del gozo está dentro de mi.
  • Cristo es mi tierra, estoy plantado, arraigado y cimentado en él.
  • La gente ama a los evangelistas, pero no a los edificadores.
  • La iglesia no es una organización es un cuerpo, una persona y es Cristo. Es orgánica.

Dr. Lucas Márquez

6 Verdades que No Podemos Eludir, Cuando nos Enfocamos en Perfeccionar a los Santos.

1. Debemos ministrar a Cristo como la porción de los santos.
2. Debemos ministrar las inescrutables riquezas de Cristo.
3. Debemos completar en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo.
4. Debemos ministrar el misterio de Dios.
5. Debemos ministrar el misterio de Cristo.
6. Debemos ministrar a Cristo como la vida de cada miembro.

 

Dr. Lucas Márquez

¿Cómo Gobierna el Reino de Dios?

 

¿Qué es el gobierno?

El gobierno trata acerca del orden, influencia, administración, distribución, protección, mantenimiento, responsabilidad y productividad. El gobierno fue establecido primero por orden y mandato de Dios a Adan e incorpora la necesidad de orden trabajo, supervisión, guarda y protección.

¿Qué es un Reino?

El reino es la influencia de gobierno de un rey sobre su territorio, impactándolo con su voluntad, propósito e intención personal, produciendo una cultura, valores, moral y estilo de vida que refleja los deseos y la naturaleza del rey ante sus ciudadanos.

En términos prácticos, un reino puede definirse como el gobierno soberano de un rey sobre un territorio (dominio), impactándolo con su voluntad, propósito e intención. El Reino de Dios significa la voluntad de Dios ejecutada, la jurisdicción de Dios, la influencia del Cielo, la administración de Dios y el impacto y la influencia de Dios.

El concepto del Reno se originó en la mente de Dios y fue el sistema de gobierno original diseñado para la Tierra. El hombre fue creado para gobernar y regir, y por lo tanto, es parte de su naturaleza buscar algún mecanismo de autoridad que traiga orden a su mundo privado y social.

La estructura de gobierno fue el resultado de un deseo de traer orden al caos y productividad al vacío. Así lo expresa Génesis 1:2-3: “La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas. Y dijo Dios: ¡Que exista la luz! Y la luz llegó a existir.”

Aquí vemos el impacto de un gobierno divino, invisible sobrenatural que era necesario por causa del caos y el desorden reinante. El propósito de un gobierno es mantener el orden y la dirección productiva. La razón para crear al hombre la vemos aquí escrita: “Cuando Dios el Señor hizo la tierra y los cielos, aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra, ni había brotado la hierba, porque Dios el Señor todavía no había hecho llover sobre la tierra ni existía el hombre para que la cultivara [dirección y administración]. No obstante, salía de la tierra un manantial que regaba toda la superficie del suelo.” Génesis 2:4b-6

La palabra trabajar, en este caso cultivar, implica una administración, un desarrollo ordenado y fructificación. De aquí Dios decide crear al hombre para proveer un gerente, administrador y gobernador al planeta Tierra. Por eso dice: “Y dijo: Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza. Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo.” –Génesis 1:26

El primer mandato dado al hombre por parte de su creador era establecer un gobierno sobre la tierra para destruir el caos y mantener el orden. Esa es la solución de Dios al desorden.

Gobernar es un asunto serio. El gobierno no solo afecta a las personas de la tierra, sino también a su medioambiente físico. Por eso dice en Romanos 8:19-21: “La creación aguarda on ansiedad la revelación de los hijos de Dios, porque fue sometida a la frustración. Esto no sucedió por su propia voluntad, sino por la del que así lo dispuso…”

Las condiciones espirituales, sociales, económicas, físicas, ambientales y culturales de nuestra Tierra demandan un gobierno que sea superior a todo lo que ya hemos inventado.

“Desde entonces comenzó Jesus a predicar: Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca.” – Mateo 4:17

La misión del hombre era establecer la influencia y cultura del Cielo en la Tierra mediante representar la naturaleza, valores y moral de Dios en ella.

 

¿Cómo Se Me Revela El Mensaje del Reino de Dios?

Es necesario tener un espíritu enseñable para poder recibir la instrucción y la guianza del Espíritu Santo, de lo contrario, seremos unos religiosos tercos y orgullosos, capaces de hacer lo que sea para hacer valer nuestro punto de vista.

El mayor problema de Jesús en su tiempo fueron los religiosos, estos fueron los que se opusieron a todo lo que él hizo y hasta lo crucificaron. Jesús indicó que ellos eran los que evitaban que el mensaje del Reino llegara a la gente.

Lo impresionante es que el Reino es como un poco de levadura que cae en la masa, va creciendo desde adentro sin que nadie se dé cuenta, hasta haber leudado toda la masa, o influenciado a todos los que han sido expuesto al mensaje del Reino de Dios.

El Plan de Satanás

La iglesia se ha dejado llevar por el sistema de este mundo y el plan de satanás es que estés tan ocupado que no puedas ocuparte de lo que realmente es importante, pero es tiempo de establecer el Reino de Dios. En el Reino de Dios no hay que afanarse, ni preocuparse, ni estar angustiado, porque es gozo y paz, hay abundancia, hay provisión.

Promesas de Dios que Nos Inspiran FE

Promesas de Dios que Nos Inspiran Fe

FE

La Fe es la seguridad que tenemos en la palabra de Dios.  No vemos lo que el dijo, pero sabemos que existe y que es real y en su momento se manifestará.  La Fe es la capacidad de hacer que la promesa se manifieste.  La Fe es la moneda de intercambio del Reino de Dios.

La Fe es saber que Dios disfruta dar regalos a aquellos que esperan recibir algo de Él.  La Fe es disfrutar cada momento de nuestra vida, sabiendo que Dios hará lo correcto en el tiempo indicado.  La Fe es confiar que las Promesas de Dios se han de manifestar en el momento oportuno.

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve … Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía … Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

-Hebreos 11.1, 3, 6

En el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

-Romanos 1.17

Estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos … Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven…

-2 Corintios 4.8–9, 16–18