Cuatro Aspectos Importantes sobre la Bendición

Cuatro aspectos importantes sobre la bendición

Isaías 44:3 “Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos.”

Es necesario que conozcas los aspectos importantes sobre la bendición, porque son para ti.

Primero: Nuestras bendiciones deben fluir a otros. La Biblia nos enseña que cuando somos bendecidos no es solo para que nosotros nos sintamos bien, felices y confortables, sino para que bendigamos a otros. Cuando Dios bendijo a Abraham en Génesis 12 le dijo: “Te bendeciré y tú serás de bendición a otros”. Esta es la primera ley de la bendición. Debes dejar fluir la bendición a otros.

Segundo: Cuando nosotros bendecimos a otros, Dios tomará cuidado de nuestras necesidades. Eso lo promete Dios. Él se encargará de nuestras necesidades. No hay nada que Dios no haga a favor de aquel que ayuda a otros. De hecho, Dios garantiza esta bendición. Lucas 18.29-30-Y Él les dijo: “De cierto os digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios, que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna.”

Cuando usted se preocupa por ayudar a otros, Dios asume la responsabilidad de tus problemas y eso es una bendición real, porque Él sabe manejar tus dificultades más de lo que tú puedes.

Tercero: Nuestras bendiciones compartidas con otros retornan a nosotros. Mientras más bendices a otros, mientras más ayudas a otros, más bendiciones de Dios vienen sobre ti. Lucas 6:38 dice: “Dad y Se os dará, medida buena”. Acá nos dice que no simplemente se nos dará de regreso sino con bono extra y bendición extra. Usted no le puede ganar a Dios. Mientras más trata usted de bendecir a otros alrededor tuyo, Dios entonces dirá: Voy a derramar más bendiciones sobre ti. Vamos a jugar un pequeño juego. Veamos quién de los dos da más. Mientras tú bendices a otros yo me encargaré de retornar sobre ti la bendición.

Cuarto: Cuando Dios te retorna la Bendición, Dios espera que de la misma manera bendigas a otros otra vez. Jesús dijo en Lucas 12:48 “qué a quién mucho se le da, mucho se le exige.” Al recibir de Dios nuestra responsabilidad es más grande.
Basándonos en las bendiciones que ya has recibido hasta hoy. ¿Qué es lo que crees que Dios espera de ti?

Resumen

Nosotros tenemos la llave para alcanzar la bendición de Dios. Es decir que Dios siempre estará dispuesto a bendecirnos. Pero depende de cada uno de nosotros si realmente queremos cumplir los requisitos para que esto se cumpla, en nuestras familias, ministerios y finanzas. La Biblia es clara cuando establece principios. Dios es fiel a sus promesas y opera de acuerdo a lo que le mismo determinó. Cada uno de nosotros tenemos que meditar en esto, mientras no andes conforme a los principios de Dios, difícilmente alcanzarás la bendición que Dios tanto desea darte.