El Principio de la Restauración

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

El hombre, la tierra, la humanidad entera y toda la creación, clamaba a una voz por redención, salvación, justicia, paz y amor. El hijo de Dios escuchó el clamor… y abrió el camino. Vino a la tierra y trajo consigo un reino…inconmovible. Jesús vino al mundo a proclamar el reino de Dios y su justicia; justicia para los pobres en espíritu, para los quebrantados de corazón, para los que viven en miseria, para los enfermos, para los que lloran, para toda su creación.  Este es el principio de la restauración.

Romanos 8:19 “Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.”

Todo aquel que se acerca a Dios puede sentir el dolor de su corazón por la humanidad. El anhelo de redención es más fuerte en el corazón del creador. El clama con gran dolor y angustia por la salvación de sus hijos. Por eso envió a Jesús, el Príncipe de paz, a restaurar su reino en medio de los hombres…

Colosenses 1:13 “el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo.”

Dios quiere que llevemos las buenas nuevas del Reino, quitarles las vendas espirituales, para que puedan ver lo lejos que están del hogar. El Padre está esperando, con los brazos abiertos, que sus hijos retornen a casa para poner un anillo en su dedo, vestirlos de lino fino y prepararles un banquete de bienvenida e introducirlos al reino de su hijo amado.

Salmo 103.19 “Jehová estableció en los cielos su trono, Y su reino domina sobre todos.”

En el reino de Dios que es  la casa del Padre y también es el gobierno divino en el cual hombre puede vivir en total libertad, justicia y abundancia de todos los bienes. Hoy estamos en el tiempo de la restauración de todas las cosas, y una de las principales es el establecimiento en la tierra del reino de Dios.

Hebreos 12:28 “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia”

Resumen

El reino de Dios en esencia, funciona bajo un sistema de gobierno. Es decir está compuesto por muchos individuos, pero con cabeza ejecutiva bien definida Cristo el  Rey y de reyes. La restauración de este reino, en este tiempo les ha sido entregada a los hijos de Dios. Por eso es nuestro deber estudiar el tema y llevarlo a otros. Hay millones de hombres pidiendo justicia. Hombres que han sido menospreciados y marginados pero en Dios toman identidad y autoridad. Su Reino te posiciona y te hace de hijo de Dios con todos los derechos que conlleva ser su hijo.