Encuentra Tu Lugar de Bendición

VIP - Discipulado
Centro Cristiano Bet-el, Dorado Puerto Rico

¿Sería posible que estuvieras en el lugar equivocado en el momento correcto?

¿Sería posible que, tú estuvieras a una corta distancia de donde deberías estar para convertirte en lo que te puedes convertir? No hablo sólo de la ubicación de tú negocio o de tú casa. Tal vez te encuentres en una relación equivocada, tal vez te encuentres en el pueblo correcto. Pero estás en el estado mental equivocado, ya sea por Estrés, o por Ira, Frustración.
Jacob ya estaba frustrado por lo que estaba pasando y aunque Dios lo prosperaba el lugar destinado para él no era la casa de Labán.

Génesis 30:30 porque poco tenías antes de mi venida, y ha crecido en multitud; y el SEÑOR te ha bendecido con mi entrada; y ahora ¿cuándo tengo de hacer yo también por mi propia casa?

¿Tal vez necesitas abandonar el lugar que sueles frecuentar y que tú sabes que no es tu verdadero lugar de bendiciones?

Si no has llegado a alcanzar todo lo que deseas, si te sientes inseguro y fuera de lugar, podría ser que necesitarás mudarte a un lugar mejor.

Entienda que hay un lugar que Dios ha designado donde las oportunidades te encontrarán, un lugar donde las bendiciones te van arropar.

Dios creó lugares antes de crear personas.

Dios creó los océanos, y luego creó los peces. Dios creó la Tierra y luego pobló el PLANETA con Hombres y Animales. Creó el Huerto y luego colocó al hombre ahí y lo bendijo. Dios siempre ha tenido cuidado de poner a sus criaturas en los lugares en donde puedan prosperar.

No puso al oso polar en el desierto.

No puso las aves en el mar. De la misma forma, Dios tiene un lugar especial para cada uno de nosotros. Un lugar donde prosperemos y reflejemos la grandeza de Dios.

Dios tiene una Misión específica para Ti, en una comunidad específica, donde estarás rodeado por personas específicamente ubicadas para ayudarte a encontrar la plenitud.

Tú ubicación es extremadamente importante.

2 Samuel 11:1 Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén.

Se suponía que David estuviera en el lugar que Dios le asigno. Dios no te bendecirá en cualquier lugar. Te bendecirá allí donde se supone que debes estar físicamente, emocionalmente, mentalmente y espiritualmente.

Encuentra Tú lugar de Bendición.

No te conformes con menos de lo que Dios te quiere dar. Podrás saber cuál es tu lugar de bendición por la forma como lo sientes. Tus sentidos y tu Espíritu te lo dirán. Muévete siempre hacia los lugares que hagan que su Espíritu se sienta más cálido y que te apartes de los lugares que te dejan frío.

Busca tu lugar de bendición

Jesús mismo fue guiado todo el tiempo por el espíritu a los lugares donde debía estar. Desde su infancia hasta su resurrección.

13Y partidos ellos, he aquí el ángel del Señor aparece en sueños á José, diciendo: Levántate, y toma al niño y á su madre, y huye á Egipto, y quédate allá hasta que yo te lo diga; porque ha de acontecer, que Herodes buscará al niño para matarlo. 14Y él despertando, tomó al niño y á su madre de noche, y se fue á Egipto; 15Y estuvo allá hasta la muerte de Herodes:

Tal vez sientas que mientras mantenga tu fe, Dios te bendecirá dondequiera que vayas. Y en cierto sentido, es cierto. Pero Dios tiene un lugar específico donde él te ha ordenado ser bendecido. Dios puede abrir puertas, pero tú podrías no verlas si estás en el lugar equivocado.

Cuando tú estás en el centro de la perfecta voluntad de Dios, experimentarás una sensación de paz. En el Antiguo Testamento, los Hijos de Israel seguían la columna de nube de día y la columna de fuego de noche. A veces, la columna de nube permanecía en el mismo lugar por dos o tres meses. Y ellos acampaban allí hasta que cambiaban los signos.

A veces la nube se desplazaba todos los días durante una semana. Así que, cuando ellos se levantaban cada mañana, lo primer que tenían que hacer era comprobar donde estaba la columna de nube. Había momentos en los que ellos deseaban moverse porque no les gustaba el lugar o porque estaban rodeados de enemigos. Pero la nube permanecía allí, entonces ellos se quedaban.

Tal vez otros momentos era al revés, les gustaba el lugar, estaban cómodos y querían quedarse allí. Pero la nube se movía. Y ellos se movían porque comprendían que su bendición estaba relacionada con estar en el lugar correcto.
Ellos sabían que no tendrían alimento, ni protección, a menos que siguieran a la nube.

No pierdas los signos sigue la nube.

Hay lugares infestados de tentaciones, distracciones o malas actitudes.
Sigue los signos que te llevarán a tu mejor lugar. Al lugar idóneo.
“Aprende a estar en tu lugar idóneo”,

Génesis 28:15 He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he prometido.

Dios le habla a Jacob y le indica que tenía que volver al lugar que ya Dios había separado para su bendición.

En beisbol, el lugar idóneo es donde podemos batear con mayor potencia. Tú lugar idóneo, el lugar donde Dios a preparado para ti, también es el lugar más potente. No estoy hablando de dinero, el dinero vendrá con el paquete. Mantén el Equilibrio. Entienda que hay más vida que dinero.
Que hay bendiciones que están por entregártelas

El Libro de 1 Reyes en el cap. 17:2 “Vete de aquí, marcha hacia el oriente y baja al torrente, yo he dado orden a los cuervos para que te alimenten en aquel lugar”.

Dios había ordenado que las necesidades de Elías debieran ser satisfechas. Pero le tocaba a Elías llegar al lugar destinado. El pudo haber dicho; no voy para allá, estoy bien donde estoy, no quiero ir allá. Pero si hubiera hecho eso, los cuervos habrían llevado las provisiones al torrente. Pero no habría estado Elías donde se suponía que debía recibir su alimento. A veces a nosotros nos pasa lo mismo, que tenemos nuestras bendiciones, nuestras provisiones listas para ser entregadas pero no estamos en posición para recibirlas.

Resumen
A veces no entenderás el plan que tiene Dios para ti. En esos momentos recuerda que Dios puede estar guiándote a tu lugar de bendición. Recuerda, Tú bendición está condicionada a estar en el lugar correcto, física, emocionalmente y espiritualmente.