El Perdón Te Libera

Miqueas 7:19 “El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.”

La Biblia dice que cuando Dios perdona nuestros pecados, los entierra en lo profundo del mar y nunca más se acuerda de ellos. Tú vas a Dios y le dices: “Señor, perdóname”. “¿De qué?”, te contesta Dios. Hay personas que dicen: “Yo le pido perdón a Dios todos los días de mi vida por lo que hice”. ¿Para qué le pides perdón a Dios de algo que ya ni se acuerda? Él es amoroso y misericordioso. Para librarnos de muchos males es necesario que tomes la decisión de olvidar y perdonar.

Nos beneficiamos enormemente cuando decidimos perdonar y lo mismo ocurre con todos a tu alrededor. Ya sea que necesites perdonar a los demás, o la necesidad de perdonarte a ti mismo, al hacerlo te libera del pasado y te permite cumplir con tu verdadero potencial. El perdón permite liberarte de las creencias y actitudes limitantes.

Si no has perdonado entonces, una parte de tu energía de vida interior está atrapada en el resentimiento, la ira, el dolor o el sufrimiento de algún tipo. Esta energía vital atrapada te limitará. Es como si trataras de montar en bicicleta con los frenos parcialmente puestos todo el tiempo. Te hace más lento, te frustra y hace que sea difícil avanzar.

A medida que aprendas a perdonar, las habilidades que habían estado latentes en tu interior surgirán, y descubrirás que tú mismo eres una persona mucho más fuerte y más capaz de lo que imaginaste.

Si siembras perdón, cosecharás perdón.

Gálatas 6:7 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”

Si tú siembras perdón, serás perdonado, si siembras odio, serás odiado. ¡Perdonar permite olvidar y avanzar! Nuestra mente es como un disco duro de una computadora, no puedes ponerle más de lo que puede abarcar porque tiene una cierta capacidad. Para poder avanzar en la vida hacia el futuro, tenemos que ir borrando cosas que no sirven y nos detienen, como hacemos con la computadora, enviamos a la papelera de reciclaje todos los archivos que ya no sirven para nada, de modo que así, la computadora tiene más capacidad para poder trabajar.

De igual forma, nosotros no podemos trabajar reteniendo los recuerdos del pasado, no podemos avanzar hacia el futuro si tenemos nuestra mente ocupada con esos problemas. La Biblia dice que 2 Corintios 5:17 “el que está en Cristo es una nueva criatura, las cosas viejas pasaron y todas son hechas nuevas”.

Resumen

Dios quiere que avances hacia el futuro, tu bendición no está en el pasado, la esperanza de algo grande está ligada al perdón, lo mejor está por venir y tú vas hacia allí y no al pasado. No puedes envolverte en el rencor. Sé libre. El apóstol Pablo dijo: Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.  El premio está adelante. Tienes que avanzar hacia tu meta. Lo que te hicieron y que tú no puedes olvidar está dañando tu bendición futura. Perdonar permite que puedas avanzar.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.